Search

Centro Deportes Jalisco

Los datos curiosos del Clásico Tapatío

Hay un partido de futbol que es capaz de dividir a toda una ciudad. De hacer que los mejores amigos discutan. Que se desborde la pasión. Que las calles estén vacías y un estadio y los bares llenos. Ese es el Clásico Tapatío, el que enfrenta a Chivas y Atlas, un juego que va más allá y se juega el honor, el orgullo y muchas cosas más.

En esas cosas más está el hecho de que no quieres aguantar la carrilla si tu equipo pierde. También durante la semana se dejan venir las apuestas, las más extremas implican raparse, otros ponen en la mesa ponerse la playera del odiado rival. También durante la semana abundan los memes, los retos, todo para calentar el ambiente y que se despierten las ganas de ver el juego.

Aprovechando que se viene el mentado juego, en el que hay mucho de por medio, me di a la tarea de recabar algunos datos curiosos de los Clásicos, de esos que parecen mitos y leyendas, pero que muchos son ciertos. Aquí te los comparto a continuación.

Atlas humilló a Chivas 18-0

Dicen que es leyenda, otros dicen que es real y que no debe ponerse en duda. Dicen que la verdad nunca se sabe, y tal vez esta sea parte de un debate interminable. Por un lado tendremos que los de Chivas siempre van a decir que es mentira, que no es posible, que dónde dice, que de eso viven los atlitas, puras largas. Los del Atlas, en cambio, asegurarán que lo vieron con sus propios ojos, aunque la fecha data de 1917, que con ese resultado es válido bordarle otra estrellita al escudo, y así nos la vamos a llevar.

La historia (o leyenda) dice que el partido fue en pleno apogeo de la Revolución Mexicana, el duelo culminó 18-0 y hay un documento que lo avala, es una portada dictando la humillación, aunque no hay mayores detalles sobre los acontecimientos del juego. Una pena que en ese tiempo no existía el famoso minuto a minuto.

Años después, Jaime Gómez dijo que eso era mentira, que si ganó el Atlas 2-1, pero nunca fue el 18-0 mencionado. Incluso acusó de mentiroso al periodista Ezequiel Aldrete, quien se defendió y aseveró que sí pasó, pero había sido una cascarita de llano. Cada quien decide si la cosa pasó o no.

Amigos rojinegros dejen de leer aquí, que esto se va a poner feo. La peor goleada, que sí está registrada como oficial, es un 8-1 favor Chivas en la temporada 1932-1933.

El “Tubo” Gómez leyendo en pleno partido

Este arquero será recordado por ser uno de los principales al momento de alimentar la rivalidad entre los equipos tapatíos. Le gustaba llamar “margaritones” a los atlistas y siempre calentaba los duelos con el acérrimo rival (que lejos estamos hoy de esos tiempos). Fue en 1955 cuando descaradamente se sentó recargado en su poste y su puso a leer una historieta, y es que argumentaba que no le llegaba nada.

Esa fotografía es legendaria y le ha dado la vuelta al mundo, siendo recordada hasta hoy como una de las grandes humillaciones que se han visto en el fútbol.

Aunque, déjenme les digo, que poco le duró el gusto al amigo pues un par de años después, Atlas le pasaba por encima de Chivas, y los aficionados le aventaron una revista al “Tubo” para que se pusiera a leer, sin embargo, se burlaron porque ahora sí no le dieron chance de tener un momento libre.

El primer campeón de Guadalajara fue el Atlas

Aunque hoy parece maldición y la principal burla hacía el Atlas es que tienen más de 60 años sin ser campeones, la historia lo dice claro: el primer campeón tapatío en el futbol profesional fue el Atlas. Esto fue en 1951 y fue justo venciendo en la Final a las Chivas, algo que el Rebaño no puede presumir, pues nunca se ha medido a los Zorros en una Final.

Lamentablemente para los rojinegros el del 51 es su único campeonato, mientras que el Guadalajara ha ganado 12, incluyendo uno hace un par de años. De aquel juego hay varios datos que resaltar, uno es muy trágico. Ángel Bolumar, jugador de Chivas murió de un infarto al finalizar el partido que se definió por un penal muy polémico que casi acaba en trifulca de jugadores con aficionados. La otra es que, otra vez tenía que ser, el “Tubo” Gómez les mandó una maldición a los atlistas: “festejen que no van a volver a ser campeones en 50 años”, y pues ya van 68 años y contando.

El primer Clásico acabó en campal

Fue en 1916 que estos dos equipos se enfrentaron por primera vez. En ese entonces el Atlas representaba a la opulencia, pues el club se formó de unos estudiantes que venía llegando de Inglaterra y traían ganas de presumir lo aprendido en suelo europeo. Chivas, por su parte, era el populachero, el equipo del pueblo. De quel primer compromiso poco se puede rescatar de los archivos, más que terminó de forma abrupta debido a que se armó una verdadera batalla campal entre ambos conjuntos. Había nacido una gran rivalidad.

Lamentablemente, hechos violentos han manchado esta rivalidad, todo debido a que los llamados barras se han encargado de meterle miedo a este enfrentamiento. Se recuerda la encarnizada pelea de los radicales de Chivas en la zona alta del Jalisco, en contra de un pequeño grupo de policías, que casi pierden la vida en ese hecho.

También está la barra del Atlas brincándose al campo, en partido del estadio Jalisco, luego de que el equipo perdía 4-1, no soportaron más e invadieron el campo, peleándose con jugadores. El momento se vivió con mucha angustia e histeria en el estadio.

Atlas inventó el mote de Chivas

“Sin querer, queriendo” dijera el Chavo del 8. Así es, la afición del Atlas es la culpable de que hoy al Club Guadalajara se le conozca popularmente como las Chivas. Todo nació como una burla de los seguidores de los Zorros, quienes en 1948 dijeron que el rival citadino parecían “Chivas brinconas”, broma recurrente que comenzó a aparecer en los diarios para hablar de las limitantes del equipo para medirse a sus rivales.

Así las cosas se fueron evolucionando, y pasaron de broma a ser tomado como el emblema del equipo.  

El mito de la birria en el Jalisco

Dice la leyenda, ésta sí a nadie le consta, pero es común entre los fans del Atlas, que en las afueras del estadio Jalisco se sirve la tradicional birria en una enorme olla, los platos son deliciosos. Pero siempre encima de la olla colocan una calavera del chivo con que hicieron el tradicional platillo. Unos dicen que es para demostrar que no es de perro, otros más dicen que esto es para intimidar a todo aquel chiva que se acerque a la casa del Atlas, porque así es como pueden acabar.  

Chivas para ricos, Atlas de la prole

Y pues sí, Chivas es más ganador y más popular, mucho tiempo navegaron con la bandera de ser el equipo del pueblo, el de puros mexicanos y eso los volvía humildes. Atlas era visto como el equipo para la clase alta, más elite, el de los grandes clubes deportivos y que no cualquiera puede entrar, selectos y para “niños bien”.

Las cosas han cambiado, ahora Chivas tiene uno de los estadios más nuevos, y bonitos, de todo el continente, pero es uno de los más caros para visitar, además de que es complicado acceder a el si no tienes auto. Esto los ha llevado a ser los nuevos ricos, de tener un estadio en el que se llena de gente que va por la foto y otros más que lo toman como la precopa a la salida social.

El Jalisco quedó atrapado en el tiempo, en plena Calzada Independencia, “delincuencia” para los compas, e ir a ver al Atlas es uno de los boletos más baratos que se pueden pagar en todo el fútbol mexicano (menos cuando los visita Chivas o el América). Es por ello que ahora son el equipo humilde, donde sí se pueden comer antojitos en los alrededores y donde dicen que sabe el futbol verdadero. Cuestión de enfoques y gustos.

No importa a cuál sea tu equipo favorito, el chiste es ir a disfrutar del que será un gran juego, de pilón les dejamos esta obra de arte que nos encontramos en Giphy.

via GIPHY


No te pierdas ningún evento...



Descarga Plans

Para enterarte de los mejores Planes en tu ciudad, descarga Plans App, disponible para Android y iOS.