Search

Cine y Teatro

Hellboy, el rey del infierno, ya no toma Tecate

Con ustedes una versión oscura, terrorífica y sangrienta de Hellboy.


La Agencia para la Investigación y Defensa Paranormal le da a Hellboy la tarea de derrotar a un espíritu ancestral: Nimue, conocida como “La Reina de la Sangre”. Nimue fue la amante del mismísimo Merlín durante el reinado del Rey Arturo, de él aprendió los hechizos que la llevaron a ser una de las brujas más poderosas… Pero la locura se apoderó de ella y aprisionó al mago para toda la eternidad. Hace siglos consiguieron acabar con esta villana, enterrándola profundamente, pero ha vuelto de entre los muertos con la intención de destruir a la humanidad con su magia negra.


Hellboy…el nuevo chico infernal.

Hellboy está basada en los cómics creados por Mike Mignola, y la obsesión del director mexicano Guillermo del Toro lo llevaron a trasladarlos al cine en 2004 y con una secuela en 2008. Su sueño era concluir la trilogía, pero esto no se dio debido a que no finalizaba la historia en las historietas.

El tiempo pasó y se decidió que en lugar de tercera parte, todo se iba a reiniciar, ahora bajo la visión de Neil Marshall, que nuevamente abre el portal del infierno y nos trae a un nuevo antihéroe en un rol mucho más oscuro.

Esta vez el Rey del infierno es encarnado por David Harbour (Stranger Things), y en él se ve un Hellboy con una cara menos bonachona (a la que tenía Ron Pearlman), con menos gestos, un poco de menos ganas de beber cerveza, pero con la misma fuerza implacable, sentido del humor negro y con un vocabulario bastante soez. Por ahí todo bien con el nuevo chico infernal.

La historia fluye de una forma extraña. En un principio parece no tener en sus intenciones tocar el origen de Hellboy, y simplemente darle para adelante, pero al final lo acaban haciendo.

Otra vez vemos a Rasputin despertando a este hijo de un demonio que los Nazis querían para hacerlo un arma para ganar la Segunda Guerra Mundial, aunque ahora se añaden temas que incluyen a Excalibur del Rey Arturo. No hay queja, se siente necesario para los que van en cero para adentrarse a este universo, pero por momentos parece forzado o que se tardan demasiado.

Voy con los puntos buenos

Hellboy

Es oscura, poco queda del mundo más colorido y “bonito” de las anteriores, aquí no temen usar los efectos visuales por computadora y terminan por hacer creaciones monstruosas, abominables y capaces de provocar pesadillas.

No temen en mostrar violencia gráfica extrema, nada se guardan y vuela la sangre, cabezas e intestinos por todos lados, aunque es extraño, por momentos ves mucha violencia y en otros se siente que deben violencia, aunque alcanza a estar equilibrado.

Esos son los dos puntos a favor de este reboot. Esos que la harán ser una cinta sólo para adultos. Fresco es también el personaje de Alice, ahora una niña casi adolescente, brillantemente interpretada por Sasha Lane, tiene buen futuro si la franquicia continúa.

Vamos con lo negativo

Hellboy

Tiene personajes acartonados que no se acaban por desarrollar y no dejan que todo fluya como debe ser. La relación padre-hijo entre el Profesor y Hellboy ahora es como por encimita, no se muestran esos lazos afectivos que los hacen dar todo por la Agencia de Investigación Paranormal. Los chistes no son tan buenos, no hay muchos, eso le resta puntos, pues el buen humor de “Rojo” es esencial en esta historia.

…Y vayamos al inframundo

Hellboy

Lo más flojo de este reinicio es la villana, interpretada por una rejuvenecida Milla Jovovich, parece ser que es todo poderosa, casi indestructible, pero al final vemos muy poco de su maldad. Un hombre-cerdo amigo de hadas termina por ser el rival a vencer, y nunca me convenció, estaba entre es medio llorón y en tiene ganas de venganza, es súper rudo, pero de pronto no sabe pelear, todo muy extraño.

En conclusión, va a molestar a los que les gustaron las de Del Toro, va a molestar un poco a los seguidores del cómic, como película de acción cumple, hay buenas secuencias de pelea, sobre todo la última parte de la película es realmente buena y entretenida. Pero, como producto final siento que a esta Hellboy le faltó ritmo, le faltó embonar bien las piezas, aunque sí, en mi veredicto pasa de panzazo, cumple, pero tendrá mucho que mejorar para lo que viene.

Lo bonito

Le rinden un homenaje a México con una primera secuencia que se realiza en Tijuana, pero no, Hellboy ya no toma Tecate,  es más, ya ni siquiera toma cerveza. Hay dos escenas post créditos, así que quédate hasta el final, valen la pena y abren el panorama para lo que se nos viene.


No te pierdas ningún evento...



Descarga Plans

Para enterarte de los mejores Planes en tu ciudad, descarga Plans App, disponible para Android y iOS.