Search

Centro Comer y beber

El Santuario, barrio de buñuelos tapatíos

La Navidad no solo se siente, también se saborea. Y es que es en estas fechas se desempolvan varias recetas, como el pavo horneado, romeritos con camarón, bacalao a la vizcaína… De postre, por supuesto, los famosos buñuelos mexicanos.

Si bien todo mundo cree que es una delicia tradicional mexicana, en realidad es una receta heredada por los mozárabes y traída por los españoles a América. Y en la Nueva España, se popularizó gracias a las recetas de los conventos de monjas; entre ellas los famosos pañuelos de Sor Juana Inés de la Cruz.

Cada región la adoptó como suya, creando distintas recetas dependiendo de los ingredientes de la zona. La masa es una mezcla de harina de trigo, huevo, sal, agua y manteca de cerdo. En algunas partes del país se les agrega miel de piloncillo, guayaba, naranja, cajeta o los más conocidos: espolvoreados con azúcar y canela.

Los más comunes son los buñuelos de viento, los cuales se hacen con ayuda de un molde y el más famoso hace referencia a un copo de nieve.

En el barrio de El Santuario en el Centro de Guadalajara puedes encontrar los mejores buñuelos para esta temporada.

En Guadalajara puedes encontrar cerca del Santuario varios puestos donde cocineras de antaño —que dan la sensación de ser eternas— preparan y sirven este postre navideño. Puedes disfrutar de esta masa frita por sí sola, o troceada y bañada con una jalea preparada con piloncillo, tejocote, guayaba y hojas de higo. La pieza te cuesta 10 pesos o si eliges el grande, 20 pesos.

Esta Navidad visita a Doña Carmen, quien lleva más de 42 años vendiendo esta delicia en la esquina de Pedro Loza y Manuel Acuña. Disfruta de este postre tradicional y después pasea por las antiguas calles de Guadalajara.


No te pierdas ningún evento...



Descarga Plans

Para enterarte de los mejores Planes en tu ciudad, descarga Plans App, disponible para Android y iOS.