Search

Arte y Cultura

Crítica al arte: Ausencias/Presencias en el Cabañas

Platicamos con Ruben Mendez Ramos sobre la exposición Ausencias/Presencias en el Cabañas. Este fue un ejercicio de autocrítica e introspección para el propio Cabañas.

Ausencias/Presencias


Como parte del ciclo de actividades Cabañas nos Une. La exposición aborda cuatro núcleos temáticos que representan un ejercicio de autocrítica e introspección del mundo del arte mexicano y del propio Museo Cabañas. Para Rubén Méndez, el curador de esta exposición, “fue más un acto de reflexión y un ejercicio de autocrítica desde la institución”.

La curaduría de esta exposición representó un gran reto para el Museo Cabañas. Así lo relató Rubén Méndez: “todas las curadurías implican cierta dificultad pero definitivamente una exposición de artistas mujeres cuyo tema gira alrededor de la igualdad de género, requiere más atención”.

Perspectiva de género

La carencia de perspectiva de género es objeto de crítica de El Cabañas. Méndez afirma que “es una obligación” analizar las obras de artistas de otras épocas bajo la lupa de la perspectiva de género y que “la historia en general arroja muchos elementos de análisis que esclarecen mucho de lo que acontece en la actualidad”.

¿Cómo identificar la perspectiva de género en el arte? Este concepto hoy en día se considera de fundamental importancia en cualquiera de las esferas de la vida. Por supuesto, el arte también debe hacerse con la vista crítica de la perspectiva de género y es responsabilidad del sujeto aportarla. La podemos identificar “como la información que contienen toda obra cuyo orden o categoría delate elementos de análisis crítico con respecto a los roles socialmente construidos y que evidencie diferencia o desigualdad”, según Méndez.

La exposición

Los primeros dos bloques presentan la obra fotográfica de los jaliscienses Octaviano de la Mora y José María Lupercio. El primero retrata a la mujer como inferior al hombre, detrás del hombre o debajo de él (literalmente). De la Mora también sitúa a la mujer como el núcleo familiar y representante de los valores familiares. José María Lupercio captura la figura femenina en distintos contextos sociales. Su trabajo se considera un retrato del Jalisco de finales del siglo XIX y principios del XX.

En el segundo núcleo, se exhiben algunas de las obras del periodo de caricaturista de José Clemente Orozco. Indígenas y mestizas; prostitutas y soldaderas; mujeres de diferentes clases sociales son retratadas por Orozco con “sinceridad”. La deshumanización, característica de toda la obra de este artista, se encuentra presente en las mujeres de sus trazos. Al igual que las fotografías de De la Mora y Lupercio, el arte de Orozco refleja el concepto de la mujer y de lo femenino de la época.

Al respecto, Méndez comenta: “muchas de las obras de arte -del pasado y actuales- marcan estereotipos que alientan la desigualdad de la mujer frente al hombre. Esta perspectiva histórica en términos de representación gráfica de la mujer retrasó el ejercicio de sus derechos”.

Finalmente, en las últimas salas, se muestran las obras de artistas mujeres que forman parte del Acervo del Museo Cabañas. Entre ellas se encuentran artistas como María Izquierdo, Lola Álvarez Bravo e Isabel Villaseñor.

Ausencias/Presencias es el reflejo de la construcción que creó el hombre dentro del arte. El ejercicio de autocrítica presenta un importante reto para el Museo Cabañas: “implementar una política de las colecciones que incluya la equidad de género”.

Un poco de historia…

La concepción machista del mundo está en todas partes. En el arte no es la excepción y esto se plasma en la exposición Ausencias/Presencias. Al principio, la participación de la mujer en el arte consistía en ser musas y modelos, un papel pasivo. La representación de la figura femenina dentro del arte, en siglos pasados, es producto de la visión del hombre. La mujer era retratada como la musa de la belleza o como la imagen de la carne, siempre inferior al hombre.

Algunos de estos artistas, debido a su contexto histórico y social, nunca tuvieron lo que hoy llamamos perspectiva de género. El curador de arte, Rubén Méndez, menciona que “la desigualdad de género en el arte solo es el reflejo de una problemática que se vive y se extiende a todos los ámbitos de la sociedad”.

Con el paso del tiempo, la mujer comenzó a incorporarse a la producción artística y al mundo creativo. Sin embargo, su reconocimiento como artista fue limitado por el hombre. Aquellos que dirigían, controlaban el mercado y realizaban críticas del mundo del arte, eran hombres.

La mujer, al ver estereotipos e imágenes de sumisión e inferioridad de ella misma en las obras de arte, termina por adoptarlas. Creando una imagen de sí misma y de lo femenino construida por ellos. Un claro reflejo de ello es al arte de artistas mujeres que copia esta percepción.

Esto, sumado a la limitación de la educación artística, poca difusión y exhibición de su arte, es objeto de la crítica de la nueva exposición del Museo Cabañas.

Fotos por Ana Belem Alderete


No te pierdas ningún evento...



Descarga Plans

Para enterarte de los mejores Planes en tu ciudad, descarga Plans App, disponible para Android y iOS.